El innegable valor añadido de las certificaciones

El innegable valor añadido de las certificaciones

 

Finca certificada

 

La seguridad siempre ha sido un factor clave en el sector agroalimentario: por el cumplimiento de normativas que aseguran alimentos saludables, y por los altos estándares de calidad exigidos por las grandes superficies.

Los dos grandes beneficiarios son el consumidor final, que tiene a su disposición productos de calidad, y los productores y comercializadores que ganan competitividad a la vez que aumentan márgenes con productos mejor pagados.

A día de hoy para poder exportar es imprescindible cumplir certificaciones concretas. Estas certificaciones se asocian a distintos sujetos (productores, operadores comerciales, …), se enfocan a distintos procesos de la cadena y se aplican a distintos ámbitos geográficos (Europa, países específicos o supermercados concretos).

Por ejemplo, algunos de los certificados más solicitados en España son:

  • GlobalGAPGLOBALG.A.P.: el protocolo de buenas prácticas, exigido por cadenas de supermercados en España y en el resto de Europa. El productor certifica fincas y cultivos obteniendo un código EAN-13 (conocido como “GGN”) único e intransferible que lo identifica
  • Cadena de Custodia: está orientado a la transparencia en la cadena de suministro. El operador comercial (identificado por un EAN-13 «CoC») compra producto certificado y lo vende bajo su Cadena de Custodia
  • Producto EcológicoProducción Ecológica: certificación gestionada por cada Comunidad Autónoma, que garantiza la implantación de los protocolos de producción ecológica en explotaciones agrícolas
  • Residuo cero: el productor certifica ciertas parcelas, asegurando que los productos obtenidos están libres de residuos químicos

El control de las certificaciones es fundamental

Como se ha comentado más arriba, para poder acceder a ciertos mercados y clientes es necesario contar con certificaciones que exigen unos elevados estándares de calidad. Por ejemplo:

  • La empresa debe tener un registro de sus certificaciones y de las certificaciones de sus proveedores
  • Es imprescindible etiquetar todo el producto que entra (indicando su procedencia y sus certificaciones)
  • Para poder vender producto como certificado, durante el proceso de confección no se puede mezclar producto certificado con producto no certificado
  • El producto final debe ir debidamente etiquetado (palés, tarrinas, bandejas de flow-pack, etc.)
  • Es importante poder realizar balance de masas de los productos certificados

Un error en el control operativo de las certificaciones puede conllevar penalizaciones graves: desde una reclamación y devolución del producto hasta la pérdida de clientes o una sanción importante (además de la retirada de las certificaciones afectadas).

Controlar bien los estándares de calidad tiene un alto coste que se minimiza en cierta medida cuando se cuenta con herramientas que asistan en esta tarea.

El ERP tiene un papel protagonista

El sistema informático de gestión (ERP) debe ayudar a la hora de controlar las certificaciones. Después de todo es la principal herramienta de registro de información y debe reflejar todos los procesos operativos de la empresa para poder controlarlos eficazmente. De esta forma:

  • Debe permitir el registro de certificaciones (de la empresa y sus proveedores). En 4agro por ejemplo cada entidad (empresa o proveedor) puede tener sus certificaciones asociadas y además distinguir qué es lo que tiene certificado
  • Tiene que permitir identificar las certificaciones de cada partida recibida en almacén. En 4agro por ejemplo cada partida recibida tiene asignadas las certificaciones que le corresponden, de manera que cada palé recoge en su etiquetado las certificaciones que cumple junto al resto de su información
  • Debe ayudar a definir para cada pedido de venta, en función del cliente y el producto, qué certificaciones se exigen. Es un punto importante porque cuando se realiza el proceso de manipulado y confección en base al pedido de venta, para producto certificado, el sistema puede vigilar para que no se mezclen partidas de producto no certificado por error
  • Tiene que agilizar con garantías el proceso de etiquetado de las unidades de venta (palés, tarrinas, bandejas….). A la hora de expedir producto certificado, en la documentación asociada (albaranes, carta de portes, facturas…), deben aparecer también las certificaciones
  • Obligatoriamente debe ofrecer un control de stock que permita visualizar materia prima, producto terminado, destríos y mermas por cada origen, certificación y destino. La trazabilidad asegura coherencia en todo el sistema y además sustenta la base de uno de los puntos más complicados de resolver: el balance de masas

4agroTryton 4agro ya cumple con la mayoría de los requisitos. Además en Datalife, conscientes de la creciente importancia que tiene este asunto, estamos en continua vigilancia para garantizar que la cobertura funcional de la herramienta ayude a nuestros clientes en esta labor.